Actividades 2016

Taller con Michael Ackerman

16_Taller-Ackerman

Half Life, Michael Ackerman

Interior. Taller con Michael Ackerman

Michael Ackerman no trabaja de un modo tradicional, no lleva a cabo una crónica de acontecimientos. Su fotografía posee un ritmo más cercano al cine que a la fotografía documental tradicional: secuencias de imágenes, formatos diferentes, fotografías aparentemente fallidas, imágenes que hacen de nexo con otras imágenes. Todo ello compone un ensayo que trata de capturar una verdad emocional y espiritual del sujeto mucho más profunda en lugar de destacar dónde o cuándo fueron tomadas las fotografías. Las distinciones geográficas desaparecen, y lo documental y autobiográfico se confabulan con la ficción dando como resultado una manera diferente de acercarse al mundo.

Durante el taller, Ackerman compartirá su enfoque instintivo y visionario de la fotografía y acompañará a los participantes en la búsqueda de sus propios temas dando más importancia al significado y a la expresión que a la forma y a la técnica. Se trata de profundizar en los territorios que queremos explorar como fotógrafos: desafiarnos a nosotros mismos en función de nuestra visión, curiosidad y sensibilidad; saber qué amamos, qué tememos y qué es aquello que nos obsesiona. El autor intentará transmitirnos la necesidad de libertad para buscar, experimentar, romper fronteras, caer en errores o asumir riesgos emocionales que nos permitan conocernos mejor.

 

16_Taller-by-lorenzo-castore

Lorenzo Castore


Michael Ackerman

Nació en Tel Aviv en 1967 y a los siete años se trasladó con su familia a Nueva York. Desde su primera exposición en 1999, ha destacado por un enfoque único y radical. End of time city, su primer trabajo que tomó forma de libro sobre la ciudad de Benarés, lo convirtió en un autor de culto. Fotografía en blanco y negro y trabaja en situaciones de iluminación muy limitadas, lo que le permite conseguir que el grano de la película genere visones enigmáticas y significativas.

Ackerman busca en el mundo – y encuentra – el reflejo de sus propias dudas, de su angustia y malestar. Aunque su peculiar y único estilo lo ha convertido en objeto de las más diversas críticas y debates, es un autor indispensable. En 1998 recibió el Infinity Award for Young Photographer otorgado por el ICP de Nueva York y un año más tarde el Nadar Award por su libro End Time City. En 2009 ganó el SCAM Roger Pic Award por su serie Departure, Poland y en 2010 Robert Delpire publicó su libro Half Life. Recientemente ha colaborado con el chelista Vincent Courtois en un proyecto llamado L’intuition que propone un diálogo entre la imagen y la música. El espectáculo, concebido por el comisario Christian Caujolle, fue presentado en los Rencontres d’Arles 2014. Actualmente reside en Varsovia y está representado por la Galería VU’.