Autores 2016

Eulalia Abaitua

Orain 100 Urte

16_eulalia-abaitua

Una época marcó para siempre la vida de Eulalia Abaitua: el tiempo que vivió en Liverpool, donde residió temporalmente a finales del siglo XIX. Allí entró en contacto con la fotografía, adquirió aparatos y aprendió las técnicas que más tarde aplicaría de regreso a Bilbao.

 

Considerada por los historiadores como la primera fotógrafa vasca, vivió un tiempo convulso, un período de entreguerras, la industrialización de Bilbao y el debilitamiento de la sociedad rural; un tiempo de grandes cambios, de los que ella fue testigo privilegiada. Desde su óptica de mujer perteneciente a la burguesía tradicional bilbaína, demostró un gran interés por su pueblo y por su entorno, tanto el urbano como el rural. El retrato es su género predilecto, el elemento humano es central, siempre en su medio natural y fotografiado sin artificios, libremente, con encuadres a veces desconcertantes. De esta manera fotografió la vida en el Valle de Arratia, el barrio de Begoña, la ría y otras zonas cercanas al lugar en el que residía, pues la mayor parte de su obra se circunscribe a los alredededores de su área vital. Además de poseer un gran valor etnográfico e histórico, su legado es un documento excepcional sobre aquel tiempo de cambio y desconcierto.

 

 

Nació en Bilbao en 1853. Estudió en Cataluña y en 1972 se casó con un joven naviero vasco. A raíz de la II Guerra Carlista, el matrimonio se trasladó a Inglaterra. Tras la muerte de su marido en 1909, regresó a Bilbao donde comenzaría su labor fotográfica instalando un laboratorio en el sótano de su casa. Falleció en 1943 a los 90 años de edad.

 

Abaitua_16_02

Abaitua_16_01

Abaitua_16_03