Carlos Ayesta & Guillaume Bression

Nature

8

16_carlos-ayesta

El escritor sueco Henning Mankell escribió su novela póstuma, Arenas Movedizas, enfermo de cáncer. Muy afectado por el legado que dejaremos a las siguientes generaciones, mostraba una gran preocupación por los residuos nucleares. Se calcula que se necesitan nada más ni nada menos que 100.000 años para que la radiación desaparezca. ¿Cuánto dura la eternidad?, se preguntaba entonces Mankell.

 

Varios años después del tsunami y la catástrofe nuclear posterior en Fukushima, la naturaleza se está apoderando de manera perturbadora de la ciudad que fue abandonada en estampida de un día para otro y que actualmente permanece deshabitada. Casas, calles, coches o carreteras son ahora víctimas de enredaderas y maleza, de una naturaleza implacable que les desprovee de sus funciones originales, generando así un nuevo paisaje contaminado que nos recuerda lo efímera y frágil que puede ser la vida humana.

 

Carlos Ayesta y Guillaume Bression han realizado visitas regulares a la denominada tierra de nadie en torno a la central afectada y han generado varias series de gran potencia visual y de denuncia que plantean algunos interrogantes: ¿Qué será de la gente forzada a abandonar su hogar? ¿Cómo se puede vivir con una amenaza invisible como la radioactividad?¿Qué mundo heredarán nuestros hijos?

 

 

Carlos Ayesta (Caracas, 1985) trabaja como fotógrafo especializado en arquitectura. Guillaume Bression (París, 1980) se inició en la fotografía en 2008 y creó el colectivo que forman ambos junto a Audrey Boehly. Su serie Fukushima, No Go Zone ha sido expuesta en festivales como Fotofever o Voies Off de Arlés, seleccionada en el Environmental Photographer of the Year de Gran Bretaña y finalista en el Roger Pic Award. En junio de 2016 tuvo lugar una retrospectiva de su trabajo en la galería Chanel Nexus Hall de Tokio.

 

Ayesta_16_01

Ayesta_16_03

Ayesta_16_04